Lupa

PREGUNTAS FRECUENTES

 

Factores a tener en cuenta para escoger un portabebés. Diferencias entre portabebés.

 


¿Es fácil usar un fular porta-bebé?

La mayoría de los fulares comerciales incluyen instrucciones ilustradas explicando cada posición paso a paso. Y de no ser así hay videos disponibles explicando los distintos anudados. Todas las posiciones se pueden colocar sin ayuda ajena. Para todo se necesita un poco de práctica: para aprender a vestir a un recién nacido, para cambiarle los pañales, bañarlo y todo lo que conlleva su  cuidado.

El uso del fular no es ninguna excepción, pero no es más complicado que todo lo demás. Normalmente se empieza por una posición y cuando la dominamos, pasamos a la siguiente. Normalmente se “pilla el truco” en pocos días. Lo ideal es practicar un poquito con un muñeco o peluche en las últimas semanas del embarazo con la ayuda de un espejo y las primeras veces con el bebé al lado de un sofá o cama hasta coger práctica y tener seguridad.

 
 

¿Qué es un fular exactamente? ¿Un “trapo” largo no haría el mismo efecto?

Es una tela larga, de aproximadamente 4 metros, y 70 cm. de ancho. La textura de la tela es muy importante, tiene que tener un punto elástico en la diagonal para adaptarse al bebé y la suficiente resistencia como para dar un apoyo firme. Una tela normal se deformaría a las pocas semanas de uso, dejaría de apoyar correctamente al bebé porque los bordes cederían. Además, los bordes de una tela convencional le pueden cortar la circulación al bebé y a la madre por no tener el suficiente grosor y elasticidad.

El tipo de tela y los tintes empleados también son factores importantes, ya que el bebé en la época de dentición se pasará el día con la tela en la boca. ¡Un buen fular debe aguantar durante años sin deformarse!

El fular se ata con un nudo porque es el cierre más estable, seguro y adaptable que existe. De esta manera, el fular se adapta completamente a nuestro cuerpo y asegura la sensación de ligereza cuando llevamos al bebé. Se suele utilizar un doble nudo normal, no se puede soltar, ni estropearse, ni ceder.


¿Y si tengo problemas de la espalda?

La sensación de comodidad que proporciona un fular bien colocado se puede comparar con el embarazo. El peso del niño lo llevamos alto, bien repartido y cerca de nosotros, así la sensación subjetiva de peso disminuye notablemente. La causa de la mayoría de problemas de espalda es la mala postura. Con el fular vamos en postura correcta, el niño no “cuelga”, y no compensamos el peso con posturas antinaturales (efecto mochila – hombros curvados hacía delante y espalda hacía atrás). Al ser una tela ancha, el foulard no se “clava” en los hombros, evitando la constante presión en la parte superior del hombro donde hay mucha tendencia a contracturas. La columna agradece la movilidad que proporciona el fular. Llevar el bebé en brazos nos obliga a mantener posiciones tensas o más estáticas (sobre todo cuando amamantamos). Más libertad de movimiento beneficia la columna enormemente. No obstante, siempre es lo ideal empezar con un bebé pequeño para que la espalda se acostumbre gradualmente al peso creciente de nuestro hijo. Es un “ejercicio” muy beneficioso para la espalda.

      Más info:¿No te duele la espalda?


¿Por cuánto tiempo puedo cargar a mi hijo?

Como el bebé va en una posición correcta puede ir tanto tiempo como ambos queráis mientras os sintáis cómodos. Con el tiempo el bebé querrá moverse un poco más, es normal y necesario para su correcto desarrollo.
No hay un límite de tiempo establecido, variará dependiendo de cada tándem adulto-bebé. El bebé/niño le hará saber cuando ya no desee ser porteado y prefiera ir al suelo. Por norma general os bebés más pequeños suelen pasar muchas horas porteados, incluso a la hora de la siesta. Es importatne también respetar los momento en los que el niño quiera salir, bien sea para comer, ser cambiadoo sencillamente disfrutar de un rato de movimiento libre.

¿No son iguales todas las mochilas?

NO. Hay mochilas que ya parten de un diseño poco ergonómico y no hacen posible aspirar a  la máxima de buscar el confort y seguridad óptimos. Las típicas mochilas convencionales que no se adaptan al cuerpo del bebé, sino que es el bebé el que ha de adaptarse  a la mochila no son recomendadas si buscamos la ergonomía del bebé y del dulto que portea. En algunos sistemas los bebés van como colgados de sus genitales, o con su espalda como aplastada contra el cuerpo del adulto. Otra son muy rígidas y poco adaptables al desarrollo evolutivo de los pequeños. La mayoría no permiten un ajsute que haga del porteo una práctica cómoda y saludable para el cuerpo del adulto.
Por todo esto desde Mimos y Teta recomendamos asesorarse antes de escoger un sistema de porteo, sobe todo para bebés que aún no se sientan solos. 

      Más info: Las Mochilas Portabebés ¿no son todas iguales?

 


¿Y no va muy "espachurrado" ahí dentro?

Cuando porteamos de forma ergonómica, respetamos la postura que fisiológicamente adopta el bebé. Éste se ha desarrollado en el útero en un espacio reducido, en posición fetal, con su espalda arqueada y sus piernas flexionadas... El porteo ergonómico respeta el nivel de desarrollo del bebé para no forzar ninguno de sus sitemas aún inmaduros.   
  Más info:
¿Qué significa "posición ranita"?

 
¿Y no da calor?

La percepción de calor al portear es siempre subjetiva. Generalmente los bebés que van en sillitas de paseo están casi envueltos de materiales sinteticos, a veces,i inlcuso tapados provocando un efecto invernadero no deseable. Portear teniendo en cuenta el clima y las condiciones particulares de cada adulto-bebé harán que encontremos un sistema de porteo adecuado.  Evitaremos el exceso de ropa y optremos por sistemas de porteo ligeros y transpirables. Los bebés porteados  aprenden antes a regular su propia temperatura corporal.

      Más info: Portabebés y calor


¿Y no se cae?

Un bebé bien colocado y ajustado en un portabebé adecaudo a su edad, peso y desarrollo va muy seguro. Además el adulto que porteo nota enseguida si el bebé no va bien lo que le permite ajustarlo inmediatamente. No pasa lo mismo en los carritos, sobre todo cuando el bebé no está a la vista del que lo lleva.


¿No va mejor en el carrito?

Los bebés nacen con la expectativa de estar en contacto continuo con el cuerpo de su madre. Es en ese hábitat en el que sus sistemas funcionan de la forma necesaria. Portear es proveerle al bebé la forma óptima de desarrollarse. Un bebé alejado del cuerpo de su madre, aunque sea sólo la distancia del carrito, es un bebé que exprimenta una sensación negativa. Siempre que sea posible, el porteo es la forma natural de criar a nuestros bebés.


¿A partir de qué edad se pueden usar?

Cuando escogemos un sistema adecuado a la edad, peso y nivel de desarrollo del bebé, podemos utilizarlo desde el nacimiento si no hay nada que lo impida. En general, los portabebés de tela como fular y bandolera se adaptan  a bebés muy, muy pequeños, incluso a los nacidos pretérmino. En este caso habría que distinguir entre hacer piel con piel con la ayuda de un dispositivo adecuado  (Cuidados Madre Canguro) o portear.  En cualquier caso cuanto más pequeño es el bebé más necesita el contacto continuo que el proteo provee.

¿Hasta qué edad se pueden usar?

Hasta que niño y/o portador puedan y quieran...

 

¿Y si te caes?

Esa posibilidad existe todo el tiempo y no por ello dejamos de cambiar, alimentar, bañar y acariciar a nuestros hijos. Cuando uno lleva a su bebé cargado todo el tiempo, adquiere seguridad en sus movimientos lo que minimiza ese riesgo. En caso de caída, como el bebé va sujeto por el portabebés el portador tiene ambas manos para intentar agarrarse y/o amortiguar el golpe. Casi nunca caerá sobre el bebé. De todos modos, hay que extremar la precaución siempre que cuidamos un bebé y cuidar siempre de no hacer algo que le ponga en peligro. Cuando nuestro hijos ya tiene una altura que nos dificulta la visión, se recomienda portear a un lateral o a la espalda para no entorpecer el campo de visión.


¿No le haces daño?

No. Precisamente usamos estos portabebés porque son la mejor forma de llevar a nuestros hijos. Le aseguran la mejor posición para su correcto desarrollo físico, psicomotor, psicológico y emocional.

 

¿No se acostumbrará a los brazos?

Hablamos de "acostumbrar" como si fuera algo malo. Todos estamos "acostumbrados" a comer cuando tenemos hambre, beber cuando tenemos sed, dormir cuando tenemos sueño... y a que nos den cariño nuestros seres queridos. Yo quiero que mi hijo se "acostumbre" a mí... a quererme y a que sepa que le quiero... Si preguntáis si un bebé criado en brazos nunca querrá ir solo, caminando... Os diré que todos los niños que viven plenamente una etapa pasan a la siguiente cuando están preparados. A todos les llega el momento de comer solos, caminar solos, ir al baño solos, dormir solos... e incluso salir de paseo con los amigos solos.

 

¿Y si llora al ponerlo en el portabebé?

Pero.. ¿al bebé le gusta ir "ahí"?

Mírale y dímelo tú


¿Por qué no se recomienda usar Mei Tais o Mochilas Ergonómicas  desde recién nacido?

Columna Normal y Columna con EscoliosisEn principio la recomendación general es que los portabebés en los que el bebé va como “sentado” (mei tais, mochilas ergonómicas…) son para cuando el bebé alcanza ese hito del desarrollo  por sí solo. En este tipo de portabebés suele haber sólo 4 puntos de ajuste (donde van ancladas o cosidas las tiras) por lo cual sólo hay posibilidad de ajuste completo en esos 4 puntos, a diferencia de un fular o una bandolera, donde se puede conseguir ajustar zona por zona a lo largo de toda la columna (con algunos nudos vértebra por vértebra incluso) con lo que conseguimos mantener la columna vertebral del bebé completamente alineada, es decir apoyando vértebra sobre vértebra justo encima del disco intervertebral y no haciendo presión hacia los extremos. Viendo la espalda del bebé cuando éste está apoyado sobre el cuerpo del portador, la columna sería una línea recta (aunque curvada viéndola de lado-Cifosis-) no con forma de S (típica curvatura anormal de la columna en casos de escoliosis)

 

 

© 2010 -Mimos y Teta | Tienda online creada por http://www.urbecom.com